VERDE QUE TE QUIERO VERDE



Todo comenzó en el año 2009, cuando entramos a formar parte de la Red de Ecoescuelas. Una red internacional en la que centros educativos de diferente tipo comparten la ilusión y el deseo de iniciar el cambio hacia una cultura que apueste por la sostenibilidad, los comportamientos prosociales, la concienciación y la igualdad de oportunidades en el aprendizaje y la formación de l@s niñ@s como futur@s ciudadan@s. En definitiva, una red que incorpora -al tejido social sobre el que se sustenta- una renovación inteligente del arte de vivir y avanzar hacia la equidad, la diversidad y la comprensión del valor de la naturaleza.

La participación en el programa Ecoescuelas supone la aceptación de una metodología, facilitada por ADEAC, que se puede resumir en los siguientes pasos: Creación de un COMITÉ AMBIENTAL, realización de una ECOAUDITORÍA, elaboración de un PLAN DE ACCIÓN, puesta en común de un CÓDIGO DE CONDUCTA, CONTROL Y EVALUACIÓN del proyecto, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN de las medidas aplicadas y de los resultados obtenidos y, finalmente, entrega de la BANDERA VERDE como agradecimiento a la política ambiental seguida en el centro, por un período de 3 años, en torno a los RESIDUOS, el AGUA y la ENERGÍA.

El pasado 17 de mayo tuvo lugar el VI Encuentro de Ecoescuelas de la provincia de Guadalajara, en el que se nos hizo entrega de la Bandera Verde. La cita fue en Alovera y durante este acto recibieron el galardón otros seis centros, a los que felicitamos de corazón por el magnífico trabajo realizado. Todo un lujo comprobar que detrás de esta crisis sociambiental de dimensiones desconocidas, hay tanta gente involucrada en la transmisión cultural de valores sostenibles a través de estrategias creativas, flexibles, dinámicas y participativas.


El Eco-Encuentro resultó interesante y emotivo por un sinfín de razones: la acogida por parte de sus organizadores, el espectáculo de magia por cortesía de Tembleque y Adrián Vega, el reconocimiento público a la trayectoria de las Ecoescuelas presentes en el acto (sin olvidar las ausencias como consecuencia de los recortes), el Eco-Rulo (que sirvió de espacio para el intercambio de experiencias), el compromiso colectivo y la dedicación de quienes se movilizan para fomentar la conservación de la biodiversidad y la responsabilidad ecológica como estilo de vida. 



 

 





La concesión de la Bandera Verde a nuestro centro público supone un sello de calidad al aprendizaje organizativo y a la eficiencia en la gestión de los recursos que venimos realizando desde hace tres cursos. En este sentido, nos gustaría dar las gracias a quienes participáis, o habéis participado, poniendo a disposición de la EcoEscuela vuestras ideas, vuestro entusiasmo y vuestras ganas de impulsar este proyecto de forma coherente y motivadora. Sin esa determinación, no habría sido posible recoger los frutos de aquello que sembramos.  Porque con el esfuerzo invertido durante este tiempo, habéis contribuido a que este proyecto haya crecido de un modo tan significativo. Podéis estar muy satisfechos. Podéis sentiros orgullos. Esta bandera es... de tod@s y para tod@s.


Sin embargo, aunque el recibimiento de este galardón es motivo de satisfacción para las partes implicadas: alumn@s, profesorado, familias, Comité Ambiental y otras personas o entidades interesadas en colaborar con la EcoEscuela; somos conscientes de que la Bandera Verde nos es una meta, sino un valioso estímulo para mantener la línea de trabajo que hemos seguido hasta el momento. De manera que  el compromiso con los valores proambientales continúe siendo nuestra fuente de inspiración a la hora de generar ideas por un mundo mejor. Un mundo en el que el espíritu crítico, el respeto hacia la naturaleza y la dignidad humana actúen como ejes vertebradores en el desarrollo de una sociedad plural, radicalmente democrática, justa, solidaria y ecológicamente equilibrada. 

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada